viernes, 10 de mayo de 2013

Vacío de ternera relleno

Muy rico, y como dice uno que yo me se, "con fundamento". Le pedimos a nuestro carnicero que nos saque la pieza lo más regular posible y sin cortes entre medias para evitar que se nos salga el relleno. Tenemos que cuidar no pasarnos en su preparación ya que de por si no es de las piezas más jugosas de la ternera, evitando de este modo que nos quede demasiado seca.

Estiramos bien la pieza con cuidado de no romperla ni producirle cortes, pasando a salpimentarla por la cara interna del relleno. Cortamos un pimiento rojo en tiras, y mientras tanto, vamos haciendo una tortilla francesa de al menos dos huevos.

Colocamos una base de bacon antes de colocar el resto del relleno, acabando el relleno con la tortilla cortada en tiras y el pimiento que habíamos cortado anteriormente.

Pasamos a enrollar todo dejándolo bien compacto, que no nos queden huecos en el interior, y con cuidado que no se nos salga nada del relleno. Una vez enrollado, lo atamos firmemente dando vueltas con un hilo grueso o cuerdecilla, mejor que malla, ya que esta no sujetará correctamente la pieza.

Una vez atado, lo salpimentamos exteriormente y luego lo doramos antes de pasarlo al horno, olla express u otro recipiente donde lo vayamos a acabar de cocinar, en este caso, lo he hecho en una sarten alta de hierro colado.

Para pasar a dorarlo lo enharinamos ligeramente y lo ponemos en aceite de oliva bien caliente, añadiendo al tiempo pimiento rojo que se vaya haciendo a la vez.

Lo vamos volteando para que se dore uniformemente y además, añadimos una cebolla troceada para que se haga también con el conjunto.

Una vez dorado por toda la superficie, añadimos un vaso de vino tinto y la misma medida de agua, dejando que se evapore un poco y lo tapamos.

Bajamos un poco el fuego y dejamos que se vaya cocinando volteando la pieza de vez en cuando para que se haga por igual por todos sus lados... Ahora toca esperar...

Pasada hora y cuarto, hora y media, dependiendo del grosor de la pieza cocinándose a fuego medio, ya la tenemos lista, la dejamos enfriar un poco y pasamos a retirar la cuerda con la ayuda de la tijera de cocina, cuidando de no dejar ningún tramo adherido a la carne.

Una vez retirada la cuerda, pasamos a cortarla en rodajas de un cm aproximadamente de grosor, aunque esto ya va en gustos..., lo que si que hay que tener en cuenta es NO cortarla muy caliente ya que se nos pueden romper las rodajas resultantes.

Si hemos distribuido bien el relleno, tendremos en cada una de as rodajas siempre más o menos los mismos ingredientes...

Con el pimiento, cebolla, vino y el caldito que ha soltado la carne, hacemos una rica salsa pasándolo todo bien fino por la turmix, batidora de vaso americana, etc...

La acompañamos con unas patatas fritas y al centr de la mesa una ensalada con tomate raff, lechuga, pepino, cebolla tostada crujiente, AOVE y vinagre balsámico... mmmm... no digo más..., simplemente que a disfrutarla..., a mi me gusta fría la carne y la salsita bien caliente, pero cada uno que elija.

1 comentario:

  1. Hola Jesús!
    Tienes un premio esperándote en mi blog! Pasa a recogerlo
    http://misprimeroscupcakes.blogspot.com.es/2013/05/premio-versatile-blogger.html
    Saludos!!

    ResponderEliminar